lunes, 16 de abril de 2012


Ya he perdonado errores casi imperdonables. He tratado de sustituir personas insustituibles. Me he olvidado de personas inolvidables. Ya he hecho cosas por impulso. Me he decepcionado con algunas personas y seguramente yo también he decepcionado a alguien. Me he reído cuando no podía. Ya he conocido a gente que me ha enseñado la amistad. Ya he gritado y saltado de felicidad. He llorado escuchando música y viendo fotos. He llamado sólo para escuchar una voz. Ya me he enamorado por una sonrisa. Ya he pensado que iba a morir de tanta nostalgia... y tuve miedo de perder a alguien especial. Y aún así, esto no es nada con todo lo que me queda por delante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario